Participa

Participa

Contactar

Contactar

Inicio / Nosotros

NOSOTROS

Placer mediterráneo desde 1840

¿Sabías que una de las primeras botellas de aceite envasadas en España fue de la marca Abaco?

Nos enorgullece inmensamente ser la primera marca que embotelló una botella de aceite de oliva en España. Hasta entonces, el aceite en nuestro país se comercializaba a granel.

Año 1840

Desde entonces, la esencia de este primer aceite está en cada uno de los envases que se distribuyen. La marca Abaco nace el Bajo Aragón hace más de 175 años, así pues su nombre viene dado por las siglas de Aceites del Bajo Aragón Coloniales.

Fábrica Abaco antigua

Desde 1840, la marca Abaco se centra en la obtención de aceites de oliva virgen extra de alta calidad, concentrando los aromas mediterráneos y consolidándose como elemento fundamental para una dieta sabrosa, sana y equilibrada Con el paso de los años y la especialización que requiere cada mercado, Abaco expande su gama de productos para satisfacer la demanda de cada consumidor. Así pues, contamos con aceites de oliva virgen extra ecológicos, aceites virgen extra monovarietales, aceite de oliva suave e intenso, aceites aromáticos, e incluso otros productos como los aceites de semillas en general o los aceites de girasol especializados en frituras. Por otro lado, el equipo de I+D de la marca Abaco, está trabajando a diario para hacer llegar al público aceites especializados e innovadores como son los de la gamma salud u otros como los condimentos para potenciar el producto en el ámbito gastronómico cuotidiano. Desde 1840, la marca Abaco se centra en la obtención de aceites de oliva virgen extra de alta calidad, concentrando los aromas mediterráneos y consolidándose como elemento fundamental para una dieta sabrosa, sana y equilibrada.

Imagen corporativa

Año 2017

Hoy en día, Abaco es un marca que se exporta alrededor del mundo. Se encuentra aceite Abaco en más de 75 países distribuidos entre los cinco continentes.

Imagen corporativa

Nos enorgullece inmensamente ser la primera marca que embotelló una botella de aceite de oliva en España. Hasta entonces, el aceite en nuestro país se comercializaba a granel.




A los 13 años Francisco Faiges Ribas empezó a trabajar en contacto con el mundo del aceite. Después de toda una vida dedicada al sector agroalimentario, actualmente supera los 75 años de edad y sigue pasando cada día por las oficinas centrales de la empresa en Tortosa. Emprendedor nato, basó desde el primer momento el crecimiento de la empresa en dos conceptos: el valor de la tradición familiar y la reinversión constante para aumentar el tamaño del grupo.

Año 1962

Francisco Faiges funda junto a su esposa, Rita Borrás, la compañía Aceites Faiges, centrando su actividad en la comercialización de aceite de oliva y con el punto de mira en potenciar el crecimiento industrial.

Así, en una primera etapa, la estrategia de Francisco Faiges para ganar dimensión se focalizó en la adquisición de empresas. De esta forma, en 1970 compró Fernando Autran (Barcelona, 1860) y Aceites BAU (Tortosa, 1842).

Los orígenes se remontan a 1842

La compra de estas dos firmas aportó el sabor centenario al grupo empresarial. Efectivamente, tenemos que remontarnos hasta 1842 para encontrar a José Bau, fundador de la casa del mismo nombre, en Tortosa (sede actual de FFaiges). Conocido en los mercados de exportación suramericanos como ‘el rey del aceite’, José Bau fue uno de los primeros en detectar la importancia de la comercialización internacional, también en el norte de Europa.


El plan de adquisiciones de Faiges continuó con la integración de Aceites Masip (Zaragoza) y Orujeras Reunidas del Bajo Ebro (Orbesa), igualmente de raíces centenarias fundada en Tortosa, dedicada a la extracción de aceites de orujo y semillas. Con la compra de más de 20 empresas, la absorción de Aceites Abaco, concretada en 1980, se convirtió en una de las operaciones de mayor calado de la época.


Lo más relevante fue la visión de mercado de Francisco Faiges, que siempre sumaba valor al grupo. Hay que tener en cuenta que Abaco fue la primera enseña del sector español en envasar aceite con marca.


La adquisición de Abaco coincidió con la entrada de la segunda generación de la empresa en el negocio familiar, que se produjo de forma progresiva durante la década de los años 80.


El siguiente paso en la historia fue la fundación de Industrializadora y distribuidora Española de Alimentos (Ideal), con el objetivo de convertirse en una empresa internacional. Faiges se alió con la multinacional Bunge para ganar potencial de crecimiento. Acabó recomprando la participación del 60% de su socio en el capital de Ideal, y mantuvo su actividad de producción, envasado y comercialización de aceites bajo las enseñas Abaco, Bau y Autran. En 2002, Ideal se convierte en la primera empresa exportadora alrededor del mundo.

Año 2007

Se cumple ese deseo tan buscado con la creación de Oleo Daimiel, en la provincia de Ciudad Real (Castilla-La Mancha).

Así, la compañía añadía a la factoría de Tortosa mayor eficiencia y flexibilidad de producción con la planta de envasado y las tres refinerías de los 30.000 metros cuadrados del nuevo complejo industrial, con la tecnología más avanzada. La inversión destinada en Daimiel alcanzó los 30 millones de euros.

Año 2010

Entre la construcción de las dos nuevas factorías, en 2010, el grupo decidió fusionar todas sus empresas bajo la denominación de F.Faiges SL.